En “Espacios para la vida cotidiana” el Colectiu Punt 6 define la representatividad como el “reconocimiento y la visibilidad real y simbólica de toda la comunidad de modo que se valore la memoria, el patrimonio social y cultural con equidad y la participación de las personas en las decisiones urbanas.” (1)

¿Cómo hacer visibles personas y colectivos que están o que han vivido, transformado, mejorado la vida cotidiana de su barrio? ¿Cómo esos colectivos e individuos se auto-representan?

Este mes de diciembre, Acciones Extra←Ordinarias y su Laboratorio de Acciones Vecinales han interrogado el concepto de auto-representación. Acciones como “Premio a lo Extra←Ordinario”, “los caminos del deseo” y las acciones del Laboratorio Vecinal del día 15 de diciembre, han explorado cómo identidad (individual o colectiva) y contexto están en un continuo diálogo.

Premio a lo ExtraOrdinario

Acción propuesta por Paula Valero

Mediante un casting no selectivo y una convocatoria pública, invitamos a lxs vecinxs del barrio a que se postulasen para recibir un premio a su capacidad/ talento oculto que consideraran extra←ordinario. En la gala celebrada en el auditorio del Centro Cultural de la Vaguada, planteamos dos categorías de premios: en primer lugar aquellos que se autopremiaban por sus talentos extra←ordinarios y la segunda categoría fue una nominación desde Acciones Extra←Ordinarias a aquellas personas y asociaciones que aportan algo extraordinario al barrio.

En la primera categoría, vecinas del barrio como la niña Julia se autopremiaba por su alegría personal, Paz por su talento para poder disfrutar de las cosas pequeñas, Elvira, la profesora de sevillanas de la Escuela Popular de Adultos con todas sus alumnas, se premiaba por el placer de bailar como algo extraordinario que disfrutan juntas. En la segunda categoría premiamos a la pedagogía de la escuela Eugenio María de Hostos, al caminar juntos del Grupo de Historia Urbana, a la agrupación de la Piluka por crear tejidos afectivos en el barrio… etc.

Fue un momento muy emotivo, ya que vino mucho público, en gran parte del barrio, a celebrar aquello que se aporta y se ha aportado como extra←ordinario al mismo. Muchos guiños afectivos de miembros de las asociaciones y vecinxs crearon un momento que sirvió para vincularse más todo el mundo y poner en valor el deseo de vivir mejor juntxs.

En el encuentro participaron niñxs y jóvenes de la escuela de baile de Esther Cañizares que bailaron durante la gala distintos tipos de bailes que amenizaron gratamente el momento.

 

Laboratorio

En el marco del laboratorio de acciones vecinales se produjeron dos intervenciones:

1-Taller de fotografía: “Retratando mi barrio”.

Carlota Trujillo, vecina del barrio y licenciada en historia del arte propuso para el Laboratorio de Acciones Vecinales impartir un taller de fotografía dirigido a lxs adolescentes del barrio (en especial lxs usuarixs de El Enredadero). Fue un taller pensado para poder hacerse con el teléfono móvil como herramienta, invitándoles a reflexionar sobre cómo se representan a ellxs mismxs y cómo retratan su propio barrio. Los resultados del taller fueron expuestos en el hall del Auditorio del Centro Cultural de La Vaguada ese mismo día como acto inaugural del las Acciones Vecinales. Actualmente, esta “exposición itinerante” se encuentra en El Enredadero, espacio de actividades de ocio y encuentro para lxs adolescentes que participaron en el taller.

2-Perfomances:

En septiembre tuvimos un encuentro con diferentes vecinxs para investigar sus formas de acción artística en la Vaguada. Desde el laboratorio, planteamos en ese momento un encuentro-conferencia para conocer las performances que Dimas García Moreno y Francisco Villaverde (miembros de la Escuela Popular de Adultos del barrio) hicieron en el contexto de los años 80. Desde tal encuentro, nos propusimos poner en valor esas acciones artísticas como un archivo vivo, planteando un puente entre el pasado y el presente al replantearlas de nuevo en el barrio. En el Auditorio del Centro Cultural de la Vaguada, Dimas y Paco rehicieron una selección de sus performances: "Tribulaciones de un empresario", "Pasarse de la raya", "La última palabra" y las inéditas "Esperando a Godot y La Vida es sueño.”

 

Los caminos del deseo

Acción propuesta por Estelle Jullian

Esta acción planteó un homenaje a la lucha vecinal que tuvo lugar en los años setenta en el barrio del Pilar, y que consiguió el cambio del plan urbanístico a favor del actual parque de la Vaguada. Para ello, acompañados del Grupo Vocal del Teatro Abadía, recorrimos el parque cantando las canciones que acompañaron esta lucha, armados de luces frontales y de nuestras voces para narrar una historia, un fragmento de la historia del barrio del Pilar. Esas canciones fueron extraídas del cancionero que compartieron con nosotras Teresa y Miguel, vecinxs del barrio desde entonces.

El título de la acción se inspira de un concepto relativamente reciente utilizado en urbanismo y que se refiere a las huellas que deja el paso de las personas y que se hacen visibles en parques o en lugares de la ciudad donde el camino preestablecido no corresponde al camino mas práctico. Aquí “los caminos del deseo” toman un valor simbólico para mostrar la posibilidad de construcción de una nueva realidad social desde el poder transformador del deseo. También para señalar que la desobediencia es a veces necesaria para abrir nuevas puertas.

Este pasa-calles Extra←Ordinario clausuró la jornada de acciones realizadas por lxs vecinxs, resultado del laboratorio vecinal.

 

(1) Espacios para la vida cotidiana  

Auditoría de Calidad Urbana con perspectiva de Género

Adriana Ciocoletto

Col·lectiu Punt 6

 

https://issuu.com/punt6/docs/espaciosparalavidacotidiana

 

<< VOLVER A ENTRADAS